martes, 23 de septiembre de 2014

Uruguay busca el quiebre generacional




Por alguna razón especial las generaciones como el mar y los ríos comienzan a cambiar sus cursos, en algunos casos luego de fuertes tempestades, en otras por el propio impulso de las corrientes, quizás esta ultima sea la que mas se parece a lo que ocurre en el caso de Uruguay políticamente, algo que a primera vista pocos observaron lo que en definitiva sucedió, por un lado la confianza extralimitada del partido hoy gobernante que sentía luego de sus 2 aplastantes triunfos una consolidación definitiva en el poder por muchos años, incluso creído hasta los propios seguidores de los partidos tradicionales ante cualquier conversación sobre lo que se esperaba, pero casi siempre estaba aquello que sonaba como una utopía lejana donde aparecía irremediablemente el nombre de un joven de un joven diputado al que veían lejanamente en el tiempo la posibilidad de quebrar la izquierda confiada y segura de si mismo , con su figura de joven y decidida, peleadora en el parlamento con fundamentos sólidos producto de una tradición familiar politica de raza como el dice tener su referente en el abuelo Luis Alberto Herrera de quien mama su sabiduría dándole a su personalidad el perfil que cualquier hombre publico define en su etapa de madurez la cual comienza irremediablemente a partir de sus 26 años cuando asume su banca que abandona solamente para pelear una interna que lo lleva directamente a ser el Presindenciable, al que muchos no esperaba fuera tan pronta, siquiera el quien veía una etapa previa de Senador,  lo cual una vez mas se demuestra el poder del soberano que decide cuando y en que momento, demostrandose en lo que hasta hoy sucede, seguramente detrás de miles de votos escondidos aquellos mismos que veían un futuro mas lejano en el sobre todo , la misma que soñó con un Wilson hace décadas atrás y le robaran los sueños hoy siente peinando sus canas que la oportunidad esta hoy al igual que sus hijos y nietos que podrán así dar el vuelco definitivo a los cambios muchas veces prometidos y pocas veces cumplidos con la fuerza de la sangre nueva que ya no mira colores porque en su corazón sienten que el horizonte del cambio esta mas cerca que nunca y ellos serán los protagonistas junto a su joven líder que nace sin pensarlo, pero con la capacidad suficiente de llevarlos a un destino insertos en el mundo con la fe renovada y el corazón palpitante por lo que finalmente sucedera...el quiebre generacional.

Noticias que interesan