sábado, 23 de junio de 2018

El CIMoPU intervino en 916 oficios por pedido de la justicia en lo que va del año

Desde la Secretaría de Seguridad y Prevención Ciudadana del Municipio destacaron la importancia del uso de herramientas tecnológicas para el esclarecimiento de delitos.

 Recientemente se logró detener a un sujeto con antecedentes tras constatar el robo de un rodado. La Secretaría de Seguridad y Prevención Ciudadana del Municipio resaltó la importancia para los vecinos de Campana, la justicia y la Policía, de la existencia de las cámaras de seguridad del CIMoPU. También subrayó que el correcto funcionamiento de las mismas y la labor de los monitoristas que trabajan en el sector junto a la Mesa de Enlace y la Policía son muy significativos para complementar el buen uso de la tecnología.

 La información que se obtiene de las cámaras de seguridad es sumamente útil tanto para la prevención como para la investigación criminal del delito. Prueba de ello, -informaron de la mencionada Secretaría- es que, a fines de mayo, un monitorista observó a las 2 de la madrugada a tres personas que se movilizaban en una moto. Uno de ellos, en forma imprevista, descendió y con rapidez regresó al rodado con una bicicleta. Luego, se alejó llevando la misma en sus hombros. Ante este hecho se inició un seguimiento por distintas cámaras, donde se identificó que estas personas en escasos minutos ingresaron al barrio Lubo por calle Namuncurá. Allí, se perdió de vista y, tras no hallarse por personal policial, personal de la Mesa de Enlace se desplazó a la zona.

 Momentos más tarde se tomó conocimiento que dicha bicicleta tipo todo terreno había sido sustraída en calle Arenales, entre Capilla del señor y Bertolini, a su propietario mediante la utilización de una navaja. Esta información fue puesta a disposición de la justicia y de la Policía y, a partir de la misma, la Comisaría profundizó la investigación y llegó a establecer que la motocicleta y su propietario vivía en el barrio La Josefa. Con todo ello, la justicia ordenó un allanamiento en el domicilio, donde se secuestró la motocicleta utilizada en el hecho, la prenda de vestir individualizada por las cámaras como también la bicicleta sustraída.

A este último rodado, ya le habían realizado algunos cambios en su color para disimular su procedencia. La persona detenida, que poseía antecedentes, permanece detenida por robo calificado a disposición de la UFI Nº 2. Como en esta oportunidad, en lo que va del 2018, el CIMoPU intervino en 916 oficios por pedido de la justicia, actuaciones que no solo estuvieron vinculadas a delitos contra la propiedad sino también en distintos hechos contra las personas y/o culposos.

Noticias que interesan