Hermoso Uruguay

lunes, 31 de julio de 2017


La Finlandia uruguaya: ¿qué hace que Colonia tenga los liceos con los mejores resultados?


Los resultados educativos de los liceos colonienses sobrepasan por mucho el promedio nacional
A 168 kilómetros al oeste de Montevideo hay un lugar que a nivel educativo es un oasis en medio del desierto. Tal es así, que Celsa Puente, la directora general de Secundaria, suele referirse a él como "nuestra Finlandia". Ese lugar, archiconocido por los uruguayos por su patrimonio histórico, es el departamento de Colonia.
En medio de la crisis educativa que enfrenta el país, la cual afecta sobre todo a educación media (Ciclo Básico y Bachillerato, tanto de Secundaria como de UTU), los liceos de Colonia destacan sobre los demás por sus buenos resultados en promoción y extraedad.
Los datos del Monitor Educativo de Secundaria –que por primera vez divulgó la información por liceo en Bachillerato– permiten observar que en 2016 los liceos colonienses de ciclo básico obtuvieron un nivel promedio de promoción equivalente a 86%, lo que supone 12 puntos porcentuales más que el promedio nacional, que se ubicó en 74,3%. La diferencia es más pronunciada si se estudia el comportamiento de la extraedad (alumnos que tienen más edad de la esperada para su grado, lo que da cuenta de episodios de repetición o desvinculación). En Colonia el promedio de extraedad en Ciclo Básico se sitúa en 18,3%, 19 puntos porcentuales menos que el promedio nacional, de 37,1%.
En los liceos de Bachillerato la situación se repite. Mientras que el promedio de alumnos habilitados a pasar de año en Colonia es de 65,8%, el promedio nacional es de 59,4%, es decir, algo más de seis puntos porcentuales menos.
Si se analiza la extraedad, el promedio en los liceos colonienses asciende a 19,9%, 22 puntos porcentuales menos que el promedio nacional, que se ubica en 42,7%. Este fenómeno no es de ahora. Los números de Secundaria dan cuenta de que la diferencia persiste desde al menos casi 10 años, desde que por primera vez en 2008 el monitor educativo recogió datos.
En aquel año, el promedio de estudiantes de ciclo básico promovidos se situó en 81,6%, mientras que el promedio nacional estuvo en 70,2%.
En tanto, en 2013 el promedio de Colonia ascendió a 83,5% y la media país se colocó en 69%. En 2015, el 83,5% de alumnos colonienses de Ciclo Básico promovió el año, mientras que a nivel nacional lo hizo el 73,17%. De Bachillerato no hay datos disponibles. Los primeros registros son de 2016.
Por otra parte, en 2008 el promedio de estudiantes de Ciclo Básico con extraedad en Colonia se ubicó en 16,9%, 20 puntos porcentuales menos que el promedio nacional, equivalente a 36,2%.
En 2013 el promedio de Colonia fue de 26% y en el país fue de 41,6%. En tanto, en 2015 la extraedad entre los estudiantes colonienses se situó en 27,28% y a nivel nacional ascendió a 38,8%. En este caso, tampoco hay datos disponibles de Bachillerato.

¿Cuál es la receta?

Hace un año y medio que Teresita Tori se desempeña como inspectora de liceos de Colonia. Es oriunda de Fray Bentos y conoce bien la realidad de Río Negro. "Cuando llegué a Colonia lo primero que me llamó la atención fue la cantidad de gente dispuesta a participar en la vida del liceo", dijo Tori a El Observador. "Mientras que en Río Negro cuesta formar las APAL (Asociación de Padres de Alumnos Liceales), en Colonia los padres tienen muy incorporado su integración. Lo mismo pasa con los consejos de participación (de alumnos, padres, docentes y miembros de la comunidad)", manifestó. En Colonia todos los que integran la vida liceal "buscan ellos mismos soluciones", afirmó.
"El liceo de Rosario tiene un alto porcentaje de promoción, y en lo que va del año tiene 0% de desvinculación", dijo Tori
En tanto, para Celsa Puente, la "fuerte" presencia de la familia y de otras personas de la comunidad es uno de los factores que influye directamente en los resultados educativos. "Son conscientes de que en la medida en que se cuide el desarrollo de los jóvenes, se facilita el advenimiento de adultos en condiciones excelentes para integrar la sociedad coloniense", señaló. Por esta razón, el liceo se constituye en "un espacio privilegiado" de la comunidad, explicó la directora general de Secundaria.
La jerarca sumó otra variable: la inclusión social existente en los liceos. "Colonia sigue siendo el único retazo de Uruguay donde todavía pueden valer aquellas palabras de Varela: los que se encuentran en los bancos de la escuela se acostumbran fácilmente a considerarse iguales, a no reconocer más diferencias que las que resultan de las aptitudes y las virtudes de cada uno", manifestó.
En este sentido, expresó que la matrícula de los liceos de Colonia "es expresión de las capas sociales más diversas". "Es una lógica que en el resto del país se perdió", afirmó. A su entender, esto se debe a la poca oferta de institutos privados que existe en el departamento.

Otros elementos

La diversidad de actividades extracurriculares que los liceos de Colonia ofrecen a sus alumnos fue otro de los aspectos que llamó la atención de Tori. "Siempre están ofreciendo algo nuevo a los estudiantes, salidas didácticas, competencias, trabajos en equipos, intercambios, actividades culturales", expresó la inspectora.
Destacó las clases de rugby que uno de los liceos comenzará a impartir próximamente, la participación de estudiantes en el Modelo de Naciones Unidas
–donde jóvenes de liceos públicos y privados simulan conformar las delegaciones de los diferentes países en la asamblea general de la organización, y debaten sobre temas de actualidad– y las competencias de intercambio con estudiantes de Argentina. Algunos liceos ofrecen también voluntariado.
"En Colonia Miguelete es impresionante la coordinación que tienen con la APAL. Entran a las estancias a buscar a quienes no tienen terminado el liceo para que lo termine", señaló Puente
Al respecto, Puente puso el ejemplo del liceo de Colonia Valdense, al que catalogó de "liceo vanguardista". "Te quedás sorprendido de todo lo que ofrece en términos de formación integral. El liceo es mucho más que ir a aprender matemática, es un escenario de desarrollo de la persona", afirmó.
Tanto Puente como Tori resaltaron el compromiso de los profesores y la forma en que las comunidades educativas solucionan los problemas de la vida liceal. Puente manifestó que, cuando se les presenta una dificultad de equipamiento, primero buscan una solución propia, recaudando fondos o moviendo a la fuerzas vivas de la comunidad. Si incluso así es necesario, entonces piden ayuda a Secundaria. "¿En otros liceos qué hacen? (Primero) piden", dijo. Puente no tiene claro qué es lo que hay en Colonia para que allí confluyan todos estos factores y se diferencie tanto del resto del país. Sospecha que puede estar relacionado con el flujo migratario (valdenses) que llegó a esas tierras y su naturaleza de trabajo social. Lo que sí no duda en afirmar es que "ahí está nuestra Finlandia", y es hacia donde debemos mirar.