Hermoso Uruguay

lunes, 10 de julio de 2017

El Presupuesto Participativo crece a ritmo sostenido


El Presupuesto Participativo es uno de los programas llevados a cabo por el Municipio que más crecimiento ha tenido en los últimos años.
En su primer año, en 2011, tuvo un presupuesto de $ 1.450.000. Este año los vecinos debaten en qué proyectos invertirán un presupuesto de $ 20.710.000.
De esta manera, en sólo 6 años, el Municipio multiplicó por 14 los recursos económicos del Presupuesto Participativo.
Entre los proyectos ejecutados este año, sobresalen la colocación de refugios en Villa Florida; la construcción de 500 metros de vereda de hormigón en Meteor; puesta en valor y construcción de veredas en la Plaza Soldado Argentino de los barrios ATEPAM y Arquitectura; y el dictado de talleres de costura, plomería, electricidad y manualidades en los barrios 6 de Agosto, Orsi, Burgar y Alberto.
También se construyó un encauzador vial y cantero central en el barrio María Auxiliadora; zanjeo y colocación de caños y alcantarillas en Citrus, San Isidro y 8 de Septiembre en Lima; mejorado de los caminos rurales en el Mangrullo y el Paraje Camino Viejo; y la compra de insumos para la creación de la posta sanitaria en el Paraje Keidel de la zona insular.
El Presupuesto Participativo es el espacio que brinda el Municipio de Zárate para que los vecinos pongan en discusión el destino de una parte del tesoro municipal. A través de debates y toma de decisiones colectivas y democráticas, son los vecinos quienes deciden de qué manera se llevará a cabo el uso de los recursos públicos.
Para el Presupuesto Participativo el distrito se divide en 8 zonas y cada una de ellas tiene diferentes foros. Las etapas de su ejecución son tres. Primero el Foro de Diagnóstico abre un debate sobre cuáles son las preocupaciones de los vecinos.
La segunda etapa es el Foro de Propuestas. Allí, partiendo del diagnóstico se realizará una evaluación de las preocupaciones priorizadas, para plantear de qué forma se buscarán soluciones que impacten directamente sobre ellas, aplicando criterios de igualdad y justicia social cuya finalidad sea el bien común.
Finalmente, se reúne la mesa de viabilidad. Una vez definida la propuesta un técnico público municipal determinará si es posible o no llevar a cabo el proyecto que dará solución a los problemas detectados. Estos estudios de viabilidad permitirán dar una dinámica eficiente a la ejecución de los proyectos.

Noticias que interesan